Imagen con fines ilustrativos.

 

Hoy negaron mi existencia 3 veces

después de eso me besaron en la mejilla

y me cambiaron por un par de versos.

 

Fue como sentir navajas sobre la piel:

pelar la epidermis

hasta llegar al alma.

 

Hoy me convertí en polvo,

por mirar en los ojos

decenas de piedras

colgando de los párpados.

 

Me convertí en una cifra

de esas que no se vuelven a nombrar,

una cifra de indiferencia.

 

Imagen con fines ilustrativos.

 

Hoy fui un fantasma

de carne y hueso,

de ojos huecos,

transparente,

invisible.

 

Voltearon la cara

me abofetearon,

me pisaron,

invisibilizaron mi fuerza para amar.

 

Me regresaron

al closet húmedo,

olvidado,

oscuro,

lúgubre

clavaron las puertas.

Imagen con fines ilustrativos.

 

Al closet que abrí para ser libre,

que abro para otras personas,

del closet donde coloco bombillas

para no sentir miedo,

del closet que ventilo

para que deje de oler a guardado,

del closet donde extiendo la mano

y doy abrazos.

 

Al closet donde guardé

tantos besos,

tantos amores,

tantos deseos.

 

Hoy negaron mi bisexualidad,

mi existencia,

nuestra existencia,

labraron epitafios,

con la fina agudeza de los dardos,

que brotaron de las manos

de quien creí entendía la lucha

lucha de lado y de frente.

Imagen con fines ilustrativos.

 

Quien ha llorado,

por la injusticia,

por ser excluidx.

 

Como profecía antigua

me negaron 3 veces,

me besaron en la mejilla

me cambiaron por un par de versos

y una bolsa llena de soberbia.

¿Qué piensas del artículo?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

“Guerra” de Mariela Vargas Arce: el Making Of de un Proyecto Audiovisual Trans

El Patriarcado: común do-minador de los cuerpos / Primera Entrega