, , , ,

Triste Molesto

El Patriarcado: común do-minador de los cuerpos / Primera Entrega

Líneas Herejes

Imagen con fines ilustrativos

El objetivo de mi artículo, que presentaré en varias entregas, es invitar a la reflexión en torno a la responsabilidad del patriarcado como frente común en la discriminación de las corporalidades, dentro del amplio aspectro de la sexualidad humana (en la lucha por la violencia contra las mujeres y la lucha por la distintas expresiones de diversidad) un debate que siempre me ha interesado como feminista.

Concientizar que quizá son más los puntos de encuentro entre estas las luchas, dicho de otra forma: cómo el patriarcado o la socialización patriarcal se convierte en ese piso poderoso sobre el cual se sostienen muchas de las formas de violencia, la institución del patriarcado  que en conjunto con otras instituciones, (poder de la iglesia; poder económico; la medicina; la psiquiatría) es el culpable de la discriminación, es lo que se pretende con este artículo.

Reconocer que el patriarcado es un entronque común en muchas de las manifestaciones de violencia, en el caso de la violencia contra las mujeres y contra toda expresión sexual distinta a la hetero-normada, ha resultado lamentablemente bastante bien logrado.

Imagen con fines ilustrativos

Factores Compartidos

Me gustaría referirme a cuáles pueden ser esos factores que se comparten a partir de la socialización patriarcal, sin intención de homologar ambas reivindicaciones (lucha contra la violencia contra las mujeres y por las personas LGBTTIQ)  teniendo en cuenta las especificidades de cada lucha, ni siquiera hay una sola lucha feminista, hay muchas y muy variadas, sino más bien destacando la violencia vividas en las corporalidades.

Me referiré principalmente a factores como:

  1. La definición de sujeto de derecho.
  2. El concepto de anormalidad, o patologización que se ha utilizado para reforzar los estereotipos y mitos sobre los cuales se sustentan estas formas de opresión.
  3. La normalización/naturalización.

Reitero entonces que se reconocen los hechos y procesos históricos propios de cada reivindicación, que contienen elementos particulares, pero me pareció interesante referirme al protagonismo del patriarcado como la base común.

Como párrafo introductorio, antes de abordar los elementos más específicos ya mencionados, comparto una cita textual del artículo: “El Combate de la Homofobia. Entre Avances y Desafíos”, elaborado por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación de México:

“…las conductas homofóbicas tienen una raíz mucho más profunda que gira en torno a la defensa de formas de sociedad homogeneizantes y patriarcales donde el hombre, macho, viril y heterosexual, ocupa la posición dominante y la mujer cumple una función reproductiva y protectora” (p.23).

En el párrafo anterior queda claro como a la noción de “hombre macho” (con todo lo que se acepta y se rechaza dentro de ésta) se le atribuye una de las principales causas que definen las conductas homofóbicas. Es a partir de estas clarísimas cualidades que describen una masculinidad hegemónica, las mismas que rigen para oprimir un cuerpo femenino así como un cuerpo distante a esa definición de lo “viril”.

Patricia Oliva, Investigadora de la Universidad Estatal a Distancia (UNED), en el Centro de Investigación en Cultura y Desarrollo CICDE*

¿Qué piensas del artículo?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Sí, si existimos!

UCR expone Nombre Registral de Estudiante Trans violando sus Derechos