, , , ,

Amor Genial Nerd

Una Mujer Libre en el Arte y el Deseo: Tamara de Lempicka

Safo en el Trópico

Crédito: Enciclopedia Británica.

Tamara de Lempicka (1898-1980), pintora polaca que hizo gran renombre como artista Art Déco o Decó(1) conocida por retratar aristócratas y desnudos, principalmente femeninos.

Se movía en la alta sociedad parisina en el período de entreguerras y se la conoció, no sólo como artista, sino por ser una mujer irreverente, decadente y de espíritu libre. Si bien se casó dos veces con hombres adinerados, nunca ocultó su bisexualidad y hasta el final de sus días, en México, se hizo acompañar de bellas mujeres jóvenes con las que tenía amores.

Sus fiestas llenas de mujeres desnudas de cuyos cuerpos se recogían canapés y de generoso consumo de cocaína, devenían fácilmente en las orgías que precedían sus largas sesiones de pintura. Si bien no se la puede considerar un icono feminista, fue vista como el prototipo de la mujer moderna de su tiempo, como veremos más abajo.

Famosos Coleccionistas

Madonna utilizó este cuadro como la imagen de apertura de una de sus videos.
Crédito: Página Web de Tamara de Lempicka.

A partir de los años 90 del siglo pasado, su obra ha vuelto a adquirir fama y visibilidad debido a que celebridades como Sharon Stone y Barbra Streisand, entre otras, coleccionan sus cuadros. Madonna (2), incluso lo usó para uno de sus videos:

Imagen de previsualización de YouTube

La imagen que vemos corresponde al Autorretrato (1929). Si bien de Lempicka pintó su autorretrato como una obra de arte en el sentido convencional de la palabra, no como afiche publicitario, la primera se convirtió también en lo segundo.

Con el tiempo, precisamente, a causa de la fama que le dio a su autora y el uso publicitario que se le dio, este cuadro ha llegado a ser conocido como Tamara en Bugatti Verde

El cuadro, nombrado originalmente Autorretrato, ahora es conocido como Tamara en Bugatti Verde.
Crédito: Enciclopedia Británica.

En esta obra vemos a una mujer sentada en su auto, sin embargo, no estamos ante la representación de una y el otro por separado, sino que ambos están integrados como una sola entidad.  En efecto, el traje platinado de Tamara se incorpora al automóvil.

Véase cómo, por una parte, no hay un límite entre el techo del auto y  el traje; por otra parte, el color del traje resurge en la visera del parabrisas, de tal forma que es como si el auto fuera parte del vestido.  Ella misma lo expresó: “…yo (…) vestida como el coche, y el coche como yo”. (Lempicka-Foxhall 1987, citada en Néret 2001: 7) (3)

Además, ésta mujer se ha ceñido un casco y guantes, se adivina su mano derecha sobre el respaldar del asiento delantero, mientras se dispone a conducir con una sola mano. Su mirada, fija en el espectador, completa la imagen de una mujer totalmente segura de sí misma, muy diferente al estereotipo de la feminidad como sumisión y timidez.

Mujer Empoderada

A diferencia de la utilización de la mujer en la publicidad de automóviles como un elemento que viene a completar el poder masculino, en esta obra, más bien, el auto es un símbolo de emancipación femenina.  La máquina y la tecnología, no se asocian normalmente a las mujeres, así que esta máquina sometida a la voluntad de una mujer se convierte en un símbolo de una mujer poderosa.

Debido a la imagen de mujer que proyecta, el mismo año de aparición del cuadro, la editora de la revista alemana de modas Die Dame le pide permiso para usarla en su portada. Posteriormente, el Teatro Hollywood utilizó el cuadro como afiche para la obra “Tamara: A Living Movie”.

La revista francesa Auto-Journal, en 1974, celebraba esta obra como un retrato de la mujer independiente con las siguientes palabras: “Lleva guantes y un casco. Es inaccesible: una belleza fría e irritante tras la que se adivina a un ser formidable ¡esta mujer es libre!” (citado por Néret op. Cit.:9)

Esta imagen, por los usos que se le han dado, resulta tan ambigua como su autora. Puede ser considerada tanto como imagen publicitaria, como contrapublicitaria. Publicitaria porque ha sido utilizada como ilustración en revistas de la corriente dominante, pero contrapublicitaria, pues muestra una relación entre la mujer y el automóvil que aun hoy se ve poco en la publicidad predominante.

En efecto, como mencioné antes, lo más común en la publicidad de automóviles es ver la figura de una mujer utilizada para reafirmar el poder, social y sexual, que, supuestamente, le atribuye a un hombre la posesión de un auto.

The Two Girlfriends, es uno de los cuadros homoeróticos de Tamara de Lempicka.
Crédito: Página Web de Tamara de Lempicka.
Citas:
(1) Apócope de Arte Decorativo, una corriente estética muy importante durante los años 20 y 30 del Siglo XX en las artes decorativas y la arquitectura. Además de Lempicka muestra influencia del cubismo y el futurismo.
(2) El diseño del vídeo de la canción Vogue se inspira en la estética de la pintora. En el vídeo de Open Your Heart la imagen del desnudo de apertura es una reproducción de otra obra de de Lempicka, Andrómeda (1927), al igual que una imagen que aparece en el transcurso de éste.
(3) Kizette de Lempicka-Foxhall, hija de Tamara de Lempicka, escribió una biografía de su madre intitulado Passion by Design: the Arts and Times of Tamara de Lempicka.

¿Qué piensas del artículo?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

UCR expone Nombre Registral de Estudiante Trans violando sus Derechos

Queer New York 4: The Temple of Oscar Wilde