, , ,

Triste Molesto

Duelos Diversos

Queer Woman

Imagen con fines ilustrativos.

La palabra duelo proviene del latín Dolus, que significa dolor, en otras palabras, los duelos duelen. El duelo se refiere entonces a la respuesta emotiva que experimentan las personas ante la pérdida de algo o de alguien y que se vive desde el ámbito emocional y social, hasta manifestarse a través de cambios o reacciones corporales. Es una respuesta completamente normal y necesaria para el desarrollo de las y los seres humanos.

Existen muchos tipos de pérdidas y cada una de ellas nos conlleva un duelo, cuyas manifestaciones y dificultades para afrontarlo dependerán variarán según el significado personal de lo perdido. Por ello hay diferentes elementos que se deben de tomar en cuenta al momento de abordar los duelos, ya sea como una persona que los está experimentando o como alguien que está cerca –o apoyando- a quienes enfrentan este proceso, entre los cuales se destacan:

  • Relación con la persona o el objeto que se pierde.
  • Dependencia psicológica.
  • Presencia de otras experiencias de duelo.
  • Apoyo familiar y/o del entorno: comunicación, unión, apertura y estima.
  • Recursos personales: fuerza de voluntad, serenidad, espiritualidad, resiliencia.

Los Duelos también son Diversos

Ahora bien, analicemos los mismo elementos cuando se trata de un duelo “Diverso”, ¿Varía la vivencia del duelo en función de la orientación sexual o la identidad de género? La respuesta es no, pero la posición del entorno ante la orientación sexual o la identidad de género de la persona doliente, si marca una diferencia y se convierte un elemento importante a tomar en cuenta.

Veamos como ejemplo el primer aspecto a la luz de la diversidad sexual. Al momento de abordar un duelo es necesario tomar en cuenta la relación de la persona doliente con aquella persona u objeto que perdió. Cuando hablamos de relación, no nos referimos a parentesco, sino justamente a la relación existente, la cercanía y sobre todo, la relevancia que tenía para la persona sobreviviente, aquel o aquella que se perdió.

¿Qué pasa entones cuando el entorno desconoce o minimiza la importancia de lo perdido para la persona sobreviviente? Numerosos son los casos de personas que han tenido que sobrellevar su viudez en silencio, pues su pareja era una persona del mismo sexo y, además de la desprotección legal, deben enfrentar el proceso de duelo sin contar con el apoyo de familiares o de su centro de trabajo.

Frecuentes y cotidianas también las vivencias de personas que enfrentan la ruptura en sus relaciones de pareja sin contar con apoyo, o viendo como sus emociones son minimizados por el entorno que resta valor a las relaciones afectivas cuando estas se dan entre personas del mismo sexo.

Imagen con fines ilustrativos.

En la misma línea, el apoyo familiar o de otras personas cercanas, es esencial para enfrentar de mejor manera los procesos de duelo, pero ¿Qué ocurre cuando es el mismo entorno el que en lugar de brindar apoyo, rechaza y/o discrimina a la persona sobreviviente?

¿Qué ocurre cuando una persona carece de una red de apoyo que le brinde apertura para expresar sus emociones, cuando carece de espacios asertivos para la comunicación y sobre todo, cuando su entorno no le ofrece los elementos para saberse queridx?

Ante la vivencia de un duelo, particularmente por la pérdida de la pareja o una ruptura en una relación afectiva, las personas LGBTTIQ deberían de poder contar con una red de apoyo que ofrezca espacios para la catarsis y la vivencia de las diferentes fases en el proceso del duelo, un espacio que además proporcione la sensación de aceptación y seguridad al saberse amadxs.

Cuando la familia, el grupo de amistades o incluso el equipo de trabajo son espacios homo/lesbo/bi/transfóbicos que no ofrecen el apoyo y las herramientas necesarias para una elaboración saludable del duelo, se vuelve necesaria la búsqueda de nuevos espacios, ya sea formales como la terapia o informales, como los grupos de apoyo que se crean para ayudar a las personas a enfrentar sus pérdidas.

Recomendaciones para Enfrentar un Duelo

Otras recomendaciones a tomar en cuenta para enfrentar de forma saludable los procesos de duelo serían:

  • Exprese los sentimientos: hable, escriba, dibuje, no importa la forma, pero no se contenga.
  • Acepte el apoyo y la compañía de familiares o amistades, ya que el dolor compartido se hace más liviano.
  • No tome decisiones apresuradas que afecten su vida, tal vez quiera vender su casa o mudarse o cambiar de trabajo, pero estos deseos suelen estar motivados por la mezcla de sentimientos y situaciones que está experimentando, una decisión guiada por las emociones del momento puede traer consecuencias permanentes en su vida.
  • No descuide su salud, procure alimentarse saludablemente (aunque no sienta hambre), duerma lo suficiente o al menos dese tiempo para descasar, y no olvide sus medicamentos y controles médicos regulares.
  • Dese tiempo para recuperarse, no apresure su proceso emocional, cada etapa y tarea tiene una razón de ser
  • Pida ayuda cuando la necesite, no tiene que sobrellevar en solitario este proceso, ya sea terapia o a través de una persona de confianza, puede encontrar el apoyo que requiere.

Finalmente, recuerde que el duelo cada quien lo vive diferente, no todas las personas tenemos la misma capacidad para sobreponernos.

¿Qué piensas del artículo?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queer New York 4: The Temple of Oscar Wilde

¿Quién me Cura la Homofobia?